Riesgos y toxicidad del metanol

Riesgos y toxicidad del metanol

El metanol, también conocido como alcohol de madera o alcohol metílico, es un líquido incoloro muy tóxico. Es utilizado industrialmente como disolvente y como materia prima en la obtención de formaldehido, metil-ter-butil éter, acetato de metilo. También es utilizado como anticongelante en radiadores de automotores, en la formulación de gasolinas, como diluyente de resinas de piroxilina y otros polímeros y como disolvente en la síntesis de fármacos, pinturas y plásticos.

Reacciona violentamente con peróxido de hidrógeno. En general, es incompatible con cloruros de ácido, anhidridos, agentes oxidantes, agentes reductores y metales alcalinos.

Riesgos del Metanol

  • Riesgos de fuego y explosión: es un producto inflamable. En lugares cerrados o poco ventilados sus vapores pueden formar nubes explosivas en contacto con fuentes de ignición. En presencia de fuego, los recipientes en donde se almacene pueden explotar.
  • Riesgos a la salud: las vías de intoxicación pueden ser por inhalación, contacto con los ojos, piel o ingestión.
  • Inhalación: la exposición a una concentración mayor de 200 ppm produce dolor de cabeza, náusea, vómito e irritación de membranas mucosas. Concentraciones muy altas pueden dañar el sistema nervioso central y causar problemas en la visión.
  • Contacto con ojos: se ha observado que el metanol, tanto en su forma de vapor como líquida causa un daño específico en el nervio óptico y la retina.
  • Contacto con la piel: el contacto directo puede llegar a causar irritación y/o enrojecimiento en la zona expuesta.
  • Ingestión: la forma más frecuente de intoxicación por metanol es a través de la ingesta de bebidas alcohólicas adulteradas y sus efectos dependen de la cantidad ingerida que van desde mareos, náuseas, ceguera o hasta la pérdida de la vida.
  • Efectos crónicos: no hay evidencia que la exposición prolongada tenga efectos cancerígenos, mutagénicos o teratogénicos.

 

Equipo de protección personal

El manejo de este producto debe hacerse en un lugar bien ventilado, utilizando bata y lentes de seguridad. Si el uso es prolongado, utilizar mascarilla contra vapores orgánicos y guantes. No deben usarse lentes de contacto al utilizar este producto.

 

Primeros auxilios:

EN TODOS LOS CASOS SE RECOMIENDA RETIRAR A LA PERSONA DE LA ZONA DE EXPOSICIÓN Y LLAMAR AL SERVICIO MÉDICO DE EMERGENCIA.

 

Quizás le interese leer: USOS DEL CLORURO DE POTASIO EN AGRICULTURA

 

Almacenamiento

El metanol debe almacenarse en recipientes de acero al carbón, con sistema de tierra física, rodeado de un dique y contar con extintores a base de espuma, polvo químico seco o dióxido de carbono. En el caso de cantidades pequeñas, puede manejarse en recipientes de vidrio. En todos los casos debe mantenerse en lugares bien ventilados, alejado de fuentes de ignición y protegido de la luz directa del sol.

  • Control de fuego: usar agua en forma de neblina, pues los chorros de agua pueden ser inefectivos. Enfriar todos los contenedores involucrados con agua. El agua debe aplicarse desde distancias seguras. En caso de fuegos pequeños puede utilizarse extintores de espuma, polvo químico seco y dióxido de carbono.
  • Fugas y derrames: utilizar el equipo de seguridad mínimo (bata, lentes de seguridad y guantes) y, dependiendo de la magnitud del siniestro, utilizar equipo de protección completa y de respiración autónoma. Alejar cualquier fuente de ignición del derrame y evitar que llegue a fuentes de agua y drenajes. Para ello construir diques con tierra, bolsas de arena o espuma de poliuretano, o bien, construir una fosa. Para bajar los vapores generados, utilice agua en forma de rocio y almacene el líquido. El material utilizado para absorber el derrame y el agua contaminada debe de almacenarse en lugares seguros y desecharlo posteriormente de manera adecuada. En el caso de derrames pequeños, el líquido puede absorberse con papel y llevarse a una área segura para su incineración o evaporación, después lavar el área con agua.
  • Desechos: En el caso de cantidades de residuos pequeñas, puede dejarse evaporar en lugares a la intemperie. Para volúmenes grandes, se recomienda su disposición final con una compañía autorizada.

 

Encuentra este producto químico en Tienda Pochteca, además de las materias primas principales para las industrias.

Fuentes:

  • HDS Metanol Pochteca Materias Primas
  • https://quimica.unam.mx/wp-content/uploads/2016/12/9metanol.pdf


Productos relacionados