Lubricantes industriales sintéticos y minerales, ¿cuál es la diferencia?

Lubricantes industriales sintéticos y minerales, ¿cuál es la diferencia?

El aceite es utilizado para lubricar los componentes de los motores y disminuir la fricción entre ellos, por lo que es necesario elegir el adecuado antes de proceder al llenado. Actualmente encontramos dos grandes grupos: lubricantes minerales y sintéticos y a continuación te contaremos cuáles son sus diferencias.

Lubricantes minerales

Los lubricantes minerales son derivados del petróleo crudo sometido a un proceso de refinación, durante el cual se eliminan contaminantes naturales y aquellos hidrocarburos que no se deseen en el aceite. Este tipo de lubricantes son adecuados para utilizarse en los motores de vehículos antiguos que se diseñaron para funcionar precisamente con aceites minerales, pues son tecnológicamente menos avanzados. Sin embargo, también son una buena opción de bajo costo para flotas de vehículos.

Los lubricantes minerales fluyen más lentamente por los circuitos de los motores, a comparación con los sintéticos, lo que podría implicar que se consuma más combustible y se tenga un impacto en el rendimiento de los vehículos. Si se decide utilizar este tipo de lubricantes debes tener en cuenta que necesitan cambiarse con mayor frecuencia que los sintéticos.

Lubricantes sintéticos

Los lubricantes sintéticos fueron diseñados para atender las necesidades de los motores de alto rendimiento a partir del petróleo crudo perforado y con moléculas previamente seleccionadas. La principal diferencia que presentan con los minerales es el tipo de proceso empleado durante su transformación del crudo, que es mucho más sofisticado.

 

Quizás te interese leer: Ventajas de usar Xilol

 

Este tipo de aceites lubricantes contienen menos impurezas y están modificados químicamente, además incluyen aditivos que mejoran su rendimiento, los cuales pueden incluirse en las fórmulas para proteger el motor de la oxidación, corrosión y desgaste y tener efectos dispersantes o detergentes.


Si bien los lubricantes sintéticos ofrecen numerosas ventajas, como una viscosidad estable, un flujo excelente a bajas temperaturas, menos formación de depósitos y por tanto un menor desgaste de las piezas y optimización del consumo de combustibles, tienen la desventaja de que su costo es más elevado que el de los minerales.

Lubricantes semisintéticos

Además existen los lubricantes semisintéticos que contienen una mezcla de aceites sintéticos y minerales. El rango de precio de estos productos es medio y aunque ofrecen menos mejoras de rendimiento en comparación con los completamente sintéticos, sí ofrecen un grado de protección y son más puros, fluidos y duraderos que los minerales, pero solo pueden usarse en los vehículos que fueron diseñados para estos productos.

Como puedes ver, cada aceite tiene propiedades distintas y, por tanto, no todos son adecuados para todos los motores. Antes de elegir el que utilizarás en tu vehículo, asegúrate de que sea compatible revisando las recomendaciones del fabricante.

Te recordamos que en la tienda en línea de Pochteca contamos con la más alta calidad en lubricantes para motor. Si deseas conocer la variedad de productos que ponemos a tu alcance, visita nuestro catálogo en línea o contáctanos a los teléfonos 800 838 3729 con gusto te atenderemos y asesoraremos en la elección de la opción que se adapte mejor a tus necesidades.