Lubricantes hidráulicos: Tipos y características

Lubricantes hidráulicos: Tipos y características

Existe una gran variedad de lubricantes industriales para todo tipo de aplicaciones. Uno de esos lubricantes es el hidráulico que se utiliza para determinadas máquinas y sistemas automotrices, y a continuación te contaremos todo lo que necesitas saber.

 

¿Qué son los lubricantes hidráulicos?

Los lubricantes o fluidos hidráulicos se utilizan para transmitir potencia hidráulica a ciertos mecanismos automotrices y de maquinarias industriales, como la potencia hidráulica que se genera al interior de un motor.

Los fluidos hidráulicos se elaboran a partir de una base mineral como el petróleo y aditivos que le dotan de características como:

  • Viscosidad. Los fluidos hidráulicos tienen una viscosidad apropiada para los sistemas hidráulicos y sufren variaciones mínimas con el aumento de temperatura.
  • Capacidad anticorrosiva. Los aditivos de estos fluidos evitan que se presenten daños a causa de la corrosión.
  • Los fluidos hidráulicos son inflamables al contacto con la llama, y dejan de arder cuando la llama deja de estar en contacto con el aceite.
  • Alta capacidad de presión y de filtración, ya que se pueden aplicar sobre mecanismos filtrantes.
  • Alto punto de congelación, es decir, que mantienen su estado fluido aun a temperaturas muy bajas.
  • Son insolubles en agua y tienen menor densidad.
  • Estabilidad ante condiciones de cizallamiento.
  • Capacidad para separar el agua y depositarla en el cárter sin que el fluido hidráulico se mezcle con el líquido.
  • Alta capacidad para lubricar los componentes del sistema como tubos y juntas.
  • Tiene propiedades antioxidantes, antiespumantes y anticorrosivas.
  • Especialmente formulado para trabajar en condiciones extremas.

Funciones de los lubricantes hidráulicos

La principal función de estos lubricantes es transformar y transmitir la energía hidráulica que se genera al interior de un motor o una bomba, hacia el resto de los componentes. También ayudan a controlar el esfuerzo mecánico, dependiendo de las variaciones de la presión o el flujo.

Al igual que otros aceites, los hidráulicos evitan el roce de los componentes hidráulicos, ayudan a disipar el calor generado al interior del motor, proteger los mecanismos contra la corrosión y el óxido, y ayuda a mantenerlos limpios de residuos y cenizas.

¿Cómo funciona el aceite hidráulico?

Para que el lubricante hidráulico funcione se necesita una bomba para transmitir la potencia para que sea comprimida por una válvula de presión. Posteriormente, el fluido viajará por todos los componentes del sistema y volverá nuevamente al depósito de almacenamiento de la bomba. El proceso es relativamente sencillo, pero muy eficaz para poner en marcha equipos de gran tamaño y peso.

La bomba del motor de la maquinaria puede ser:

  • De paletas, y requiere un fluido hidráulico con una viscosidad de entre 14 y 160 centistokes (cSt).
  • De pistones, y requiere un fluido hidráulico con una viscosidad de entre 15 y 160 cSt.
  • De engranaje interno, alcanza una presión de hasta 3,500 psi y requiere un fluido hidráulico de entre de hasta 2.200 cSt.
  • De engranaje externo, que produce una presión de entre 3,000 y 3,500 psi y requiere un fluido hidráulico con una viscosidad máxima de 300 cSt.

Aceite hidráulico, cómo funciona

Tipos de fluidos hidráulicos

  • Base mineral. Los fluidos hidráulicos con base mineral se formulan con petróleo crudo y se les añade aditivos antiherrumbre, antidesgaste y antiespumante. Tienen un alto índice de viscosidad, resistencia a la humedad y son ideales para lubricación de cojinetes, circuitos hidráulicos y otras maquinarias.
  • Ésteres de organofosfato. Son fluidos que se fabrican sin aceite, por lo que no se incendian a menos que se aplique una llama directamente y se caracterizan porque fluyen con mucha facilidad, aun a bajas temperaturas. Se utilizan en sistemas hidráulicos de frenos, transmisiones y suspensiones, especialmente de máquinas de aeronáutica y donde se requiera evitar la presencia de gases.
  • Polialfaolefina. Son fluidos de base sintética, con alto índice de viscosidad, estables a la oxidación, fluyen bien a bajas temperaturas, de baja volatilidad, ya que no contienen hidrocarburos, generan menos emisiones contaminantes y trabajan bajo temperaturas extremas, por ello se usan en cojinetes y engranajes.

Aplicaciones de los lubricantes hidráulicos

Los fluidos hidráulicos se usan en los sectores agrícola, automotriz y en la industria en general, para lubricar los sistemas hidráulicos de maquinaria pesada como grúas, tractores, montacargas, elevadores, frenos, suspensiones, transmisiones, entre otros. También se utilizan para la lubricación de engranes, donde ayudan a reducir el desgaste significativo que se produce en los dientes.

lubricantes hidráulicos aplicaciones

Como habrás comprobado, los lubricantes hidráulicos están formulados para utilizarse en aplicaciones muy variadas, con grandes beneficios de protección al sistema. La combinación de aditivos brinda la protección adecuada para cada aplicación y dota a los fluidos de características propias.

En el catálogo de Pochteca encontrarás una gran variedad de lubricantes hidráulicos para la aplicación que requieras. Navega por nuestra tienda de productos químicos para encontrar estos y otros productos de uso industrial de la más alta calidad, y si tienes dudas o necesitas más información, te atenderemos con gusto a través de nuestro chat en línea.

 



Productos relacionados